3 ciudades españolas que no puedes perderte

Situada a orillas del Mediterráneo, Barcelona tiene el poder de seducir a los amantes de la naturaleza, y a los amantes de la cultura histórica y del arte. Segunda ciudad española y capital económica de Cataluña, Barcelona que cuenta con cerca de 1,7 millones de habitantes, puede definirse como una ciudad-museo a cielo abierto, donde la impronta del pasado se entremezcla con los toques del modernismo.

El barrio del Eixample, que significa “extensión” en catalán, constituye la sede de construcciones de arquitectura modernista del siglo XIX. Si hoy en día es un barrio tranquilo burgués, en su momento fue concebido como una extensión moderna y urbana de el antiguo Barcelona. La Fundación Antoni Tàpies, creada por el pintor catalán Antoni Tàpies en 1984, y la Fundación Miró, cuya finalidad es la de conservar y difundir las obras del pintor epónimo, se merecen realmente una visita.

barrio del Eixample

La vida nocturna en Barcelona es muy rica. Los amantes de las discotecas y restaurantes tienen la dificultad de la elección y de los diferentes ambientes: el lado más chic en la Diagonal, pintoresco en el barrio de Gracia, los restaurantes del Barrio Gótico son más bien de diseño. Los amantes de la gastronomía podrán degustar platos tradicionales como la butifarra, sin olvidarse del “pa amb tomaquet”, que es una rebanada de pan frotada con un tomate y aceite de oliva. Para el alojamiento en la ciudad, una solución económica son los hoteles de la cadena IBIS.

nocturna en Barcelona

Sevilla

La hermosa Andalucía se abre ante el paso del Guadalquivir, el río más largo de España. Orgullosa de su pasado que se mezcla entre la conquista árabe y la conquista de América, Sevilla inscribe su esplendor arquitectónico procedente de un pasado musulmán, judío y cristiano en el Patrimonio Mundial de la Humanidad, después de haber acogido en 1992 la Exposición Universal.

paso del Guadalquivir

La catedral del siglo XV con la Giralda, así como el Alcázar y sus suntuosos jardines y murallas, la Plaza de España, los patios y el viejo barrio de Santa Cruz, así como el barrio de la Macarena, el Museo de Bellas Artes, la Torre del Oro, la Casa de Pilatos, la plaza de toros, y las orillas del Guadalquivir forman un conjunto impresionante que merece la pena descubrir.

Sevilla cuenta con muchos bares, pero concretamente los autóctonos frecuentan los de la calle Levies y los de la calle San Eloy. Y para los incondicionales de la tauromaquia, una corrida en la Maestranza es toda una experiencia inolvidable.

Madrid

Madrid es la ciudad más poblada de España. Centro geográfico de la Península Ibérica, presenta muchos museos, bares, monumentos y restaurantes de tapas. Su dinamismo cultural le da ese carácter moderno que le permite fácilmente competir con su hermana, la ciudad de Barcelona.

madrid-vieja

Madrid cuenta con un número importante de museos como el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía donde se puede contemplar el Guernica de Picasso, o el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Una visita al Palacio Real es indispensable, porque es el Palacio más grande de la Europa occidental. Finalmente pasar por Madrid obliga a degustar una cerveza en la célebre Plaza Mayor.

Deja tu comentario!