Bakú, sede del Festival de Eurovisión

Este año el Festival de Eurovisión se celebrará en Azerbaiyán, en concreto en su capital, Bakú. A pesar de la decadencia en la que este festival ha caido en la última década, siempre es un foco de atención y un elemento dinamizador del turismo en la ciudad que se celebra.

Los fans del festival que acudan la ciudad se encontrarán una ciudad moderna, con buena gastronomía y gente hospitalaria, toda una sorpresa para los que no conocían la región. Es una oportunidad de oro para que el país eurasiático salga del anonimato y dé a conocer a la Europa más occidental sus muchas virtudes. Se enterrarán mitos y se descubrirá su cultura tal y como es, conoceremos, además, como viven ellos lareligión musulmana, doctrina que predomina en el país.

La ciudad de Bakú tiene gran oferta cultural, la ciudad antigua es su mayor atractivo y en ella se congregan algunas de las mezquitas más bonitas del mundo. El exótismo recorre sus estrechas y viejas callejuelasque se entrelazan sin orden alguno y en las que más de un turista se ha perdido. Pero si eso pasa podrán reponer energía para seguir andando por esta laberíntica ciudad en los muchos puestos de comida callejera, cuyos olores y sabores se mezclan y crean un recuerdo que el visitante llevará en la pituitaria para siempre.

La vida nocturna no es tan agitada como estamos acostumbrados a vivirla en los países occidentales, lareligión musulmana influye mucho en este aspecto, no obstante si que se pueden encontrar algunos locales donde disfrutar del ocio en esta ciudad.

¿Qué opinas del Festival de Eurovisión?

Deja tu comentario!