Buzios

También pertenece al estado de Río de Janeiro, al norte de la costa, en la región de Los Lagos. Originalmente era una aldea de pescadores, anteriormente había sido habitada por los indios Tamoios y luego por  piratas franceses.

Por año visitan estas costas más de 600 mil turistas. Posee 24 playas de aguas tibias y claras. Algo característico de la vida en Buzios es que todo comienza al mediodía, la mayoría de los locales abren sus puertas a las 15 horas y cierran a la medianoche. Algunas de sus playas más famosas son: Geribá, Joao Fernandes y Joao Fernandinho, Tartaruga y Ferradura. Ofrece servicios de excelente calidad para los turistas nacionales e internaciones que la visitan año a año. Tiene recorridos históricos, culturales y ecoturísticos, además de las actividades acuáticas y la diversión por las noches.

La Playa João Fernandinho es una pequeña extensión de aguas calmas y cristalinas. Se accede a ella por la playa João Fernandes, donde hay distintas opciones gastronómicas con langostas, mariscos y pescados de la región.

La Playa da Ferradura es una ensenada de aguas cristalinas y calmas, pero son bien frías. Hay bares que brindan deliciosos platos de mariscos, escuelas de windsurf, alquiler de esquís, bananas y windsurf.

La Playa de la Tartaruga tiene aguas calmas y son más calidas de la región ya que no recibe las corrientes frías. Son muy buenas para realizar buceo con máscara.

En la Playa de Geribá es donde se encuentran las personas que le gusta la diversión, allí se enteran dónde se van a realizar las fiestas durante las noches de la ciudad.

La Playa Brava es la preferida de los surfistas ya que cuenta con olas fuertes la mayor parte del año.

En la Playa dos Ossos, se han encontrado huesos de ballenas por eso recibió ese nombre. Su ribera arbolada y la costa llena de barquitos pesqueros forman un hermoso paisaje. Allí se puede visitar la Iglesia de Sant’ Ana, primera alusión cristiana de la ciudad perteneciente al siglo XVI, desde lo alto de su torre se puede disfrutar de una hermosa vista de la Playa dos Ossos.

A las playas Azeda y Azedinha se las reconoce como dos de las más bellas de Brasil. Hace poco tiempo fueron declaradas Área de Protección Ambiental (APA) y todos lso bares y puestos de comidas fueron retirados.

Las aguas de Buzios son un verdadero acuario ya que presentan una fauna privilegiada en sus aguas cristalinas.

Una buena opción para quienes disfrutan del ecoturismo es la visita a distintas reservas naturales. La Reserva de las Emerências posee la más pura vegetación de la Mata Atlántica, predominan los árboles y los arbustos, bromélias, plantas exóticas, hay muchos Pau-Brasil, que es el árbol nacional del país. Dentro de la fauna se encuentra el casi extinto Mono León Dorado.

La Reserva de Tauá es un proyecto arqueológico, antropológico y geológico. La fundadora de la reserva plantó con sus propias manos más de 280 plantas, por ejemplo el 40% de las especies de bromélias que existen en Brasil se encuentran allí. Presenta más de 300 especies de mariposas y 80 de aves, también se pueden observar monos, cotias, tatus, lobos.

Deja tu comentario!