Dublín celebra los 250 años de la cerveza Guinness

Durante todo este año, la ciudad de Dublín se viste de gala para celebrar el aniversario de una de sus insignias, la cerveza negra Guinness. Convertida ya en bebida nacional, Guinness, celebra los 250 años de la mítica firma de su contrato de arrendamiento de la fábrica de St. James’s Gate, que la unía con estas tierras durante nueve mil años.

Para recordar tan curiosa fecha, la fábrica Guinness, convertida en museo desde hace nueve años, ha puesto en marcha una serie de actividades conmemorativas, como una exposición especial o un tour sobre la historia de la cerveza. En una planta entera dedicada a este evento, los visitantes podrán conocer el contrato de arrendamiento original y llevarse una réplica, presenciar un cortrometraje especial, o beberse unas pintas en el nuevo bar temático del museo.

Otras actividades con las que se deleitarán los aficcionados a la cerveza, son una sesión especial de cata, en la que podrán degustar las distintas variedades de Guinness, o aprender a tirar la pinta correctamente. Al final de la visita, los visitantes disfrutarán de las espectaculares vistas que ofrece el Gravity Bar, el punto más alto de la ciudad.

Con estas conmemoraciones, en las que la empresa ha invertido más de cuatro millones y medio de euros, se pretende potenciar aún más este destino, parada obligatoria para los visitantes a Irlanda. De hecho, el museo de Guinness es la atracción más visitada del país, y la tercera del mundo relacionada con una marca.

Deja tu comentario!