Ourense, una pequeña ciudad Gallega que te sorprenderá

ourense

Cuando llegamos a una ciudad por primera vez, nos puede gustar, disgustar, sorprender, o simplemente, dejarnos indiferente. El tamaño no siempre es lo que más va influir en ello, pero normalmente si viajamos desde una ciudad pequeña las grandes ciudades, al menos, nos sorprenden.

Con Ourense no nos va a pasar esto, no es una ciudad de gran tamaño ni tampoco conocida por algo en concreto. Sin embargo lleguemos por cualquiera de las vías por las que podemos acceder, la primer impresión es que nos gusta.

Lo que primero veamos serán, posiblemente, sus puentes, aquellos que unen las dos mitades de la ciudad.

Contraste entre lo moderno y lo más antiguo.

El Puente del Milenio, llamado así porque se inauguró con este nuevo milenio. Es una combinación de acero y hormigón. Su forma, ya de por si original en curva, se realza con una pasarela peatonal que se eleva 22 metros y desde la que puede observar el Miño y las riveras especialmente cuidadas a lo largo de la ciudad.

El puente Romano o Puente Viejo, es de la época de Augusto, aunque de esa fecha tan solo quedan algunas piedras de las bases de los pilares. En el siglo XIII se reconstruye dando el perfil actual del puente.

Si continuamos río arriba y nos salimos por el pequeño afluente que discurre también por la ciudad, el río Lonia, nos encontramos con un puente romano original.

Las aguas termales en Ourense

Río abajo podemos disfrutar del gran atractivo de la ciudad, las aguas termales. Estas tienen su origen en las profundidades de la tierra y llegan a la superficie cargadas de, además de una temperatura elevada (hasta 67º), propiedades mineromedicinales recomendadas para problemas de piel.

A lo largo de unos 4 kms por su margen derecha nos encontramos con cuatro puntos en donde podemos disfrutar del maravilloso paisaje al lado del río y, sobre todo, de lo beneficioso de sus aguas.

Podemos hacer la ruta andando, en bicicleta o bien en tren-coche turístico que sale del centro de la ciudad y desde el cual podemos hacernos una idea de lo que la misma puede ofrecernos.

La primera zona es la de la Chavasqueira, situada en el “Campo da Feira” con una temperatura de 63ºC, esta recomendada para reuma, afecciones de la piel y artritis.

Aguas termales gratis en Ourense

El Tinteiro, es una fuente de aguas termales de uso gratuito recomendado para enfermedades de la piel y cicatrices a tan solo 500 metros de la anterior.

O muiño Da Veiga, se trata de una piscina termal al aire libre de uso gratuito en una gran área recreativa. Outariz, zona termal donde el agua alcanza una temperatura de 60ºC, está situada a unos 4 km de la ciudad. Se puede acceder a la otra orilla del rio a través de una pasarela de diseño moderno.

En esta zona tendremos dos opciones para disfrutar. Nos encontramos con las termas de uso gratuito situadas dentro de una estupenda zona recreativa y con las privadas a las que podremos acceder por tan solo 5 euros.

Además de las propiedades medicinales lo que podemos obtener también es un estupendo tratamiento relax de filosofía oriental. Ourense es una de esas pequeñas ciudades de la región gallega en la que podremos disfrutar de su tranquilidad y de un turismo moderno alejado de las aglomeraciones de las grandes ciudades.

Deja tu comentario!