Regala un fin de semana en San Sebastián

Ahora que se acercan las fechas navideñas, que mejor que disfrutar de un fin de semana con tu pareja en una de las ciudades con más encanto del norte de España.

San Sebastián es una ciudad con un encanto especial. A pesar de ser más visitada en verano, durante el invierno y especialmente las navidades, también puede ser un buen momento para hacer una escapada y aprovecharse de los precios más baratos en alojamientos. Por norma general, alojarse en San Sebastián es bastante caro ya que suele haber mucha demanda, pero si aprovechas la temporada baja puedes encontrar buenas ofertas y precios muy asequibles en hoteles. Además, si viajáis varias parejas, siempre podéis alquilar un apartamento , Alojarse en un apartamento vacacional puede hacerte ahorrar mucho dinero. Si lo que buscas es comodidad, desayuno y comida hechos… entonces os recomendamos un hotel.

san sebastian 1

A la hora de visitar San Sebastián, lo mejor evidentemente es alojarse en el centro de la ciudad, desde donde podremos visitar el resto de cosas interesantes que tiene la ciudad.

Al ser invierno, no nos podremos bañar en la Playa de la Concha, pero bien merece ser visitada. Podemos acercarnos hasta el ayuntamiento y disfrutar de una vista panorámica de toda la bahía y visitar a la vez el puerto y la parte vieja de la ciudad. Para los más atrevidos, os recomendamos subir andando el Monte Urgull. Es un paseo de unos 30 minutos muy bonito y fácil.

Otro monte que tenéis que subir para disfrutar de la ciudad en todo su esplendor es Igueldo, eso sí, este o subís mejor en su famoso funicular, un trenecillo que sube por la ladera de todo el monte hasta lo más alto, donde encontraréis su carismático parque de atracciones, un parque atrapado en el tiempo pero muy bonito.

Si eres amante de la cocina, lo que no te puedes perder es probar los famosos pinchos o tapas de la parte vieja. Aquí encontrarás un gran número de bares como el Gambara, La Cuchara de San Telmo, el Goiz Argi… donde podrás disfrutar de la alta cocina en miniatura. Es costumbre ir cambiando de bar e ir probando uno o dos pinchos en cada uno de ellos. Seguro que ninguno de ellos te dejará indiferente!

Y ahora, después de esto; ¿te animas a visitar San Sebastián un fin de semana?

Deja tu comentario!