Salvador

El estado de Bahía ofrece distintos puntos turísticos, se puede disfrutar tanto de las bellezas naturales como de los centros históricos y culturales. Salvador es su capital y es la tercer mayor ciudad del país. Posee 50 Km. de playas, su centro urbano es moderno y desarrollado.

A través del Centro Histórico de Salvador, uno se transporta a los orígenes de la historia del Brasil, recorriendo los principales puntos junto a los guías turísticos. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, allí hay miles de casonas de entre los siglos XVI y XVIII. Se divide en tres zonas principales: la plaza Municipal hasta el Largo de São Francisco, el Pelourinho y el Largo do Carmo, y, por último, el Largo de Santo Antônio Além do Carmo.

Algunas iglesias para visitar son:

Una de las iglesias más antiguas es la Iglesia Da Ajuda, que fue fundada con los jesuitas en el siglo XVI y demolida y reconstruida en el siglo XX pero en la vereda opuesta.

La Catedral Basílica pertenece al siglo XVII, y fue construida con mármol, oro, madera de carey y jacarandá. Su estilo es rococó y barroco.

A mediados del siglo XVIII, la Iglesia Do Nosso Senhor do Bonfim fue construida sobre una loma. Allí se encuentra la imagen Senhor do Bonfim, por quien el pueblo bahiano tiene una gran devoción.

Dentro de los paseos culturales e históricos de la ciudad se pueden visitar los fuertes y los museos. Algunos de ellos son:

El Fuerte del Monte Serrat es considerado como la más hermosa obra de arquitectura militar de la época colonial brasileño. Está ubicado en un punto estratégico en lo más alto de la península desde donde se puede ver el puerto de la ciudad. Comenzó a construirse en 1583, se terminó en 1742 y desde ese momento no se le realizaron modificaciones al plano original. Cuenta con una casa de comando rodeada por murallas de bastiones redondos, donde se encuentra la batería de nueve cañones.

El Museo Carlos Costa Pinto posee una colección de más de tres mil objetos usados por las familias pudientes entre los siglos XVIII y XIX, hay platería, orfebrería, porcelana europea y china, pinturas, cristales, obras en marfil, bronce, opalina y laca de la China. Las piezas más valiosas de la colección son las joyas de oro y plata.

El museo más antiguo de la ciudad es el Museo de Arte de Bahía que fue fundado en 1918. Dentro de su colección hay esculturas de arcilla, marfil y madera, pinturas en mayólica, platería y muebles del siglo XVII hasta el XIX

Las calles de Salvado, están inundadas de cultura popular y tradiciones folclóricas de distintas raíces, por ejemplo el capoeira, que con el tiempo pasó de ser un arte marcial africana a una danza; el Maculelê, otra forma de baile y arte marcial africano; afoxé, que es un desfile de carnaval donde se tocan los tambores con las manos, sin palillos.

Un gran atractivo de la ciudad es el Carnaval. Durante los días en que transcurre, escenarios móviles recorren las calles a través de tres circuitos oficiales, con bandas tocando en vivo y detrás de ellos miles de personas los siguen bailando durante 25 Km. de calles y avenidas. El circuito más antiguo es el que recorre el centro de la ciudad, por donde desfilan los blocos (corsos) más tradicionales del carnaval.

La costa de Salvador es la más extensa del Brasil, sus 50 Km. de playa están distribuidos entre la ciudad alta y la ciudad baja. Presentan una gran variedad ecológica, podemos encontrar ensenadas calmas, donde se puede nadar, bucear, hacer deportes de vela y pesca submarina, las playas que dan a mar abierto tienen un fuerte oleaje y son las preferidas de los surfistas.

Deja tu comentario!