San Pablo

San Pablo es el estado más cosmopolita de America del Sur, es el que posee la mayor población, el mayor registro de inmigrantes, el parque industrial y producción económica más grande del país. Además es el mayor centro cultural y turístico. Es la ciudad más grande de América Latina y es la tercera en el mundo. Viven allí cerca de 40 millones de personas.

Se la conoce como “La Locomotora del Brasil” debido a su mano de obra calificada y a su gran infraestructura. Fue construida gracias a la vocación de trabajo de todas las personas que llegaron allí desde distintos puntos del mundo y del mismo Brasil.

Podemos conocer todo el estado y su capital de diferentes maneras y puntos de vista. Se puede realizar distintos tipos de turismo: aventura, ecoturismo, rural, religioso, náutico, histórico-cultural y hasta turismo tecnológico.

Algunos puntos religiosos para visitar en San Pablo son: la Catedral Metropolitana, la Iglesia de San Antonio que data del año 1592, el monasterio e Iglesia de San Bento de 1911.

La Catedral Metropolitana es uno de los cinco templos góticos más grandes del mundo. Se comenzó a construir en 1913 y se tardó 40 años para terminarla. Su diseño de cruz latina, con cinco naves, posee 111 metros de largo, 46 de ancho, dos torres de 92 metros de altura y una cúpula majestuosa que se levanta 30 metros por sobre la cruz. La capacidad del templo es de 8 mil personas. En su construcción fueron utilizadas 800 toneladas de mármol. Hay hermosos vitrales y al frente un rosetón. En su cripta, ubicada bajo el altar, se encuentran sepultados varios personajes históricos de la época colonial de Brasil, como el indio Tibiriçá y el Regente Feijó, entre otros. Su órgano, de origen italiano, es el más grande de América del Sur.

Sitios culturales e históricos para conocer: Teatro Municipal, Estación de la Luz, Palacio de las Industrias, Museo de Arte Sacro, Museo de Arte Brasileño, Museo de Arqueología y Etnología de la USP (Universidad de São Paulo).

Hacia el este del estado, en el Litoral Norte, se encuentra la costa bañada por las aguas del Atlántico. En esa región podemos encontrar cerca de 180 playas, más de 300 cascadas y cientos de sendas, y más de cien mil hectáreas de Vegetación Atlántica. En sus costas se puede practicar surf, pesca, buceo, navegación a vela, entre otros deportes de aventura. Por ejemplo en el municipio de Ilahbela, en la isla São Sebastião, se realiza el mayor campeonato sudamericano de vela. Para quienes disfrutan del ecoturismo y el turismo aventura pueden visitar la ciudad de Brotas, donde además de conocer sus cascadas, ríos y nacientes, es un destino ideal para realizar rapel, canyoning y rafting.

En otras ciudades paulistas se pueden visitar los fuertes que datan desde la colonización de esas tierras.

El Valle do Ribeira fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Allí conviven aproximadamente 400 especies de aves, mamíferos, anfibios y reptiles.

El Parque Estatal Turístico del Alto Ribeira (PETAR) posee cerca de 36 mil hectáreas donde se protege un impresionante patrimonio espeleológico. Es una de las áreas más ricas ambiental y culturalmente del bioma del bosque atlántico brasileño. El turista se encontrará con distintas formaciones geológicas, como grutas, cavernas, cascadas y ríos. Hay más de 450 cavernas registradas, que en sus paredes y techos hay estalactitas, estalagmitas, columnas, cortinas, etc, formadas por la acción ácida del agua sobre las rocas calcáreas. El mejor momento para visitar el parque es entre julio y octubre, ya que son los meses más secos, porque durante la época de lluvias las excursiones pueden cancelarse debido a la peligrosidad causada por la creciente de los ríos dentro de las cavernas.

Deja tu comentario!