Bahamas: Paraíso Fiscal

El Commonwealth de Bahamas se localiza en las Antillas, corresponde a una nación independiente de habla inglesa.  Es considerado mundialmente como un paraíso fiscal, pero ¿a qué se debe esta denominación? En las Bahamas los impuestos son casi inexistentes y los ingresos del Estado en su mayoría provienen de los pagos de registro para la constitución de las empresas y la cancelación de los derechos de aduanas.

screenshot_2

Bahamas está conformada por un total de 624 islas, el resto son peñascos y escollos, solo 24 de las islas se encuentran habitadas, entre ellos forman un gran Archipiélago en el Océano Atlántico. Se ubica al este del estado de Florida, y actualmente tiene más de 300.000 habitantes. Su principal actividad económica es el desarrollo turístico y en el ámbito financiero se favorecen de su condición de paraíso fiscal.

Bahamas dispone de un gran número de entidades financieras internacionales instauradas en sus islas, hoy día se han otorgado más de 396 licencias bancarias bajo estricta confidencialidad según la legislación vigente. Con un clima empresarial favorable, estabilidad política y pocos requerimientos para la creación de empresas, este país se convierte en un  centro offshore internacional y en un verdadero paraíso fiscal.

¿A quiénes favorece este Paraíso fiscal?

  • Empresarios, comerciantes y emprendedores
  • Asesores, gestores y consultores
  • Compañías internacionales
  • E-Commerce

Además es muy conveniente paras las personas interesadas en gestionar o realizar trámites sobre derechos de propiedad intelectual, sucesiones, bienes muebles e inmuebles.

¿Cuáles son las características principales que convierten a Bahamas en un paraíso fiscal?

El tipo de sociedad establecida en Bahamas es  una sociedad de negocios internacionales IBC (International Business Company). En las islas Bahamas las sociedades se manejan como IBC, y la autoridad correspondiente al ámbito de registros y trámites de negocios es La Securities Commission of the Bahamas.

Todos los procesos administrativos, comerciales, financieros y jurídicos se realizan bajo estricta confidencialidad.  En las documentaciones registradas en los registros públicos correspondientes están asentados los nombres de los directivos de las compañías, de modo que se pueden nombrar directivos fiduciarios.

En Bahamas no se obliga a los empresarios a presentar informes contables ni al pago de tributos, los registros de compañías son realizados en forma inmediata y con gran eficacia, goza de gran estabilidad y reputación, se basa en un sistema jurídico llamado Common Law. Las redes y medios de comunicación funcionan de una manera óptima, la única limitante son los costos y capitales que establece la ley en cuanto al capital mínimo accionario el cual debe ascender 50.000 $, 1950 € para constituir una sociedad y 1450 € anuales para mantenimiento.

Economía de Bahamas

La principal actividad económica de Bahamas es el turismo, anualmente recibe aproximadamente 4 millones de turistas, en su mayoría de nacionalidad estadounidense. El 60% del producto interno bruto es generado por la renta turística la cual es además la principal fuente de empleos del país.

El sistema tributario instalado en las Bahamas caracterizado por bajos tributos  hace que el sistema bancario y financiero  sea el segundo sector económico más importante del país, constituyendo la quinta parte del producto interno bruto. Estas condiciones fueron los motivos por los cuales el territorio de Bahamas se cataloga desde el año 2000 como un paraíso fiscal.

Bahamas: Centro Internacional de actividades bancarias

Bahamas, paraíso fiscal, tiene una legislación y tributación sumamente favorable para promover la inversión extranjera. Como ya se mencionó anteriormente, los ciudadanos y residentes extranjeros de esta nación no pagan ningún tipo de impuestos sobre los ingresos generados, bienes sucesorales, donativos u otras adquisiciones de activos y capital.

Adicional, Bahamas se presenta como un centro internacional de envergadura en lo que concierne a actividades bancarias y financieras, un gran atractivo para aquellas entidades extranjeras que deseen invertir en el país, aunado a ello se vislumbra estabilidad política y económica.

El país realiza consecuentemente intercambios económicos con una moneda de solidez mundial equivalente a la divisa norteamericana y  ha instituido por casi tres siglos  un sistema democrático insoslayable. Además, cuenta con un sistema flexible de entrega de licencias entregadas a un total de 250 entidades bancarias y sociedades fiduciarias de diversas nacionalidades.

Bahamas: Presión fiscal Cero

La legislación vigente de Bahamas establece el derecho a la confidencialidad de los clientes de las distintas entidades bancarias, pero hay que resaltar que existen también leyes estrictas con respecto  a prácticas ilícitas como el lavado de capitales. Las actividades financieras son controladas y reguladas por el Banco central de las Bahamas, propiciando un ambiente estable para la banca privada, administración de fondos de inversión y cartera de clientes.

Las Bahamas brindan una serie de elementos favorables a las empresas extranjeras que buscan  estabilidad, establecerse con facilidad y sin presiones fiscales. La persona jurídica más frecuente y reconocida por las empresas extranjeras es la Compañía Internacional de Negocios (IBC: International Business Company).

bahamas_v1_041

Este tipo de sociedad está exenta de impuestos, salvo que obtenga ingresos dentro del país.  Otra ventaja es que no pagan derecho de timbres fiscales e impuestos  sobre bienes durante un periodo de 20 años a partir del día de constitución de la sociedad.

Los beneficios también abarcan la no obligatoriedad de hacer entrega de informes contables anuales con los movimientos de la corporación, además se protege la identidad de los directivos y accionistas de la sociedad.  De hecho, la constitución de esta sociedad solo exige en su junta directiva a un director y un accionista, el resto de los accionistas no se incluye en el documento de registro.

En relación a la inversión en bienes inmuebles, todo extranjero puede adquirir una propiedad en el territorio de Bahamas, sin limitación alguna. En este sentido, solo se recauda lo concerniente a timbres fiscales en las operaciones inmobiliarias tomando en cuenta su valor monetario. Esta tasa oscila entre 4% y el 10% y se divide entre los interesados en la compra-venta.

Eso sí se recomienda en estos casos, solicitar asistencia profesional para conseguir la mejor orientación y asesoría para ejecutar los trámites y gestiones de activos, y bienes patrimoniales de una manera eficiente y bajo confidencialidad. Ahora, ya sabes por qué se considera a este país como un edén en materia fiscal.

bahamas_v1_0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *