Las Islas Bermudas de paraíso tropical a paraíso fiscal

Las Islas Bermudas paraíso fiscal, pequeño archipiélago ubicado en el Atlántico norte posee todo el encanto que podemos esperar de las posesiones británicas en ultramar. Pero en realidad su atractivo recae en hecho de que al igual de que las Islas Caimán o las Vírgenes Británicas o la Isla de Jersey o Man, son un paraíso fiscal sin tachadura ni sanción.

screenshot_1

A ciencia cierta las Islas de Bermudas son indiscutiblemente un paraíso fiscal que en la actualidad permanece, sin decoro alguno, operando sin molestias. Quizás sea el hecho de pertenecer a la poderosa estructura política y financiera de la Commonwealth que se arropa con el poder del Reino Unido. Pero eso no es lo que nos atañe. En realidad vamos a desnudar las razones que nos permiten identificar a este territorio como un paraíso fiscal.

Pero para entender por qué decimos que las Islas Bermudas  son paraíso fiscal, es prudente definir este concepto. Luego procederemos a evaluar ciertos elementos presentes en la Mancomunidad Bermudas para corroborar el estatus de dicho Estado como una tierra perfecta para los evasores fiscales.

¿Qué es un paraíso fiscal?

En pocas palabras, un paraíso fiscal es un país, Estado o territorio en el cual el sistema de impuesto es sumamente bajo o del todo inexistente. A esto se suma que estas entidades políticas tienen todo un andamiaje jurídico que les permite mantener un velo sobre las finanzas, accionistas y operaciones de estas empresas.

A este entramado se añade la facilidad de domiciliar empresas en esos territorios sin que eso implique que en verdad operen allí. Por ello es que los negocios turbios como el lavado de dinero, ocultación de capital mal habido, la evasión fiscal o el fraude necesitan de los paraísos fiscales.

En líneas generales para poder ser catalogado como un paraíso fiscal, es necesario que en este territorio se presenten las siguientes características:

  • La prevalencia del secreto bancario y de registros. Por lo cual se genera un cuadro de velo que protege a los verdaderos propietarios ya que estos no necesitan aparecer en los registros, pudiendo usar sus testaferros. A esto se suma que no hay forma de obtener información de los bancos.
  • El marco jurídico en materia fiscal y tributaria es flexible.
  • La posibilidad de abrir empresas offshore o direccionadas en el paraíso fiscal sin que operen en realidad allí.
  • Aunque varían de territorio a territorio las condiciones exigidas a cada empresa, en su mayoría comparten el hecho de por ley, pagar pocos o ningunos impuestos.

Las Islas Bermudas: Paraíso fiscal al descubierto

Desde su capital Hamilton, las Islas Bermudas poseen una legislación en materia fiscal que exime nada más y nada menos que: los impuestos de sobre beneficio de capital, retención sobre ingresos o dividendos, y por último, tampoco se aplica ningún tipo de impuesto sobre las ventas.

De esta manera, los accionistas, trust o inversores pueden realizar transacciones con las participaciones de fondos y acciones sin que deban pagar nada. Donde lo mejor es que pueden hacerlo sin residir en estas islas.

Particularidades de las Islas Bermudas como paraíso fiscal

Las Islas Bermudas paraíso fiscal

En este territorio insular podemos encontrar los siguientes elementos que le dan su toque particular como paraíso fiscal.

1.    La Empresa Exenta como figura jurídica

Al igual que en muchas otras posesiones insulares de los británicos consideradas paraísos fiscales, en las Islas Bermudas pueden conformarse Empresas Exentas. También conocidas como Limited Exempt, no obstante, el proceso de conformación es un poco más burocrático y costoso. Esto se debe a que se requiere la aprobación de la Autoridad Monetaria de las Bermudas para la emisión de la licencia de operación en el territorio.

Pero esto no implica que no sea atractivo. La ausencia de impuestos implica que aquí residan fondos de inversión, operadoras bursátiles, fondos de alto riesgo y depósitos bancarios de instituciones de alta gama internacional.

2.    Alto nivel de privacidad y protección de la información

Este es otros de esos elementos que atraen a tantos en el mundo financiero y de los negocios, lícitos o no, la opacidad de su participación. Si bien, el gobierno de Bermudas posee la información de los nombres de los directores y demás beneficiarios de una Limited Exempt, esta no es pública. La razón es sencilla, las leyes de Las Islas Bermudas paraíso fiscal con respecto al secreto bancario evitan la divulgación de cualquier tipo de información de sus clientes.

3.    Banca Offshore de Bermudas

Para mayor comodidad o descaro, según sea el punto de vista, en estas islas operan una serie de bancos offshore que ofrecen sus servicios vía online. Entidades como HSBC Bermuda, Clarien Bank Bermuda, Butterfield Bank Limited, entre otros, permiten abrir cuentas de ahorro y realizar operaciones bancarias y bursátiles a través de ellos.

Estas instituciones, unidas a las que operan en las Islas Caimán y las Vírgenes Británicas, movilizan el 40% de las inversiones transnacionales a nivel global. Así se perfilan como una supra estructura financiera y bancaria capaz de permitirle a las multinaciones no pagar los impuestos que deben

Conclusiones

El problema con paraísos fiscales como las Islas Bermudas es que, en primer lugar, colaboran con gigantes trasnacionales a eludir el pago de impuestos. Esto se basa en la creación de sociedades o subsidiarias offshore en dicho territorio. Así países pobres donde operan estas empresas no pagan impuestos ya que sus finanzas están en los paraísos fiscales. De tal modo que el marco de ganancias de dichas empresas se traduce en una repartición desigual de la riqueza y un incremento de la pobreza.

En segundo término, este tipo de relación fiscal también sirve de tapadera para fondos obtenidos de actividades ilícitas o vinculadas al crimen. Así se traducen en centros de acumulación de capital que proviene de la corrupción, fraudes, evasiones fiscales, incluso del narcotráfico.

A pesar de lo delicado de esto, se mantiene como un secreto a gritos, ya que hasta el momento la Unión Europea no ha calificado a las Bermudas y otros tantos territorios dela Commonwealth como paraísos fiscales.

bermudas_0

bermudas_041

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *